La Economía colaborativa y la colectivización urbana voluntaria

Airbnb abre un mundo de posibilidades para emprender.

Pasaremos de una economía de compra a una economía de rentas, donde casi todos los bienes se podrán conseguir prestados o rentados a un mejor precio, a través de plataformas digitales.

La economía colaborativa está transformando la naturaleza del comercio y de la perspectiva sobre la adquisición de bienes y propiedades. Por siglos, la adquisición de un patrimonio en bienes, de una casa, de un auto, de herramientas de trabajo, de edificios, de terrenos, era el objetivo financiero al que aspiraban la mayoría de las familias. Pero ahora, gracias a la economía colaborativa, cada vez se vuelve menos necesario y menos conveniente comprar bienes. Estamos pasando de una economía de compra a una de renta. Si necesitamos auto, lo reservamos con un solo botón y podemos escoger uno con chofer o uno sin chofer. Si necesitamos estancia en algún lugar, reservamos un cuarto, en un hotel o en el hogar de alguna familia. Si necesitamos una herramienta de trabajo, la reservamos desde nuestro celular, y la podemos recoger o nos la pueden traer, y a una fracción de lo que costaba antes.

Plataformas como Poshmark permiten vener bienes personales a muchísimas personas.

Pero, por otro lado, ahora tenemos la gran oportunidad de poner todos nuestros bienes al servicio de los demás cuando están en desuso, para generar ingresos extras. Si tenemos un cuarto extra en nuestro hogar, un auto estacionado la mayor parte del día, una cortadora de césped, un espacio extra en nuestra oficina, un estacionamiento libre, un asiento libre en nuestro recorrido diario, todo lo podemos poner a disposición de los demás, generando ingresos extras, conociendo a gente nueva y bajo la seguridad de “estrellas” que nos permiten decidir con quién intercambiar y con quién no, con gran seguridad. Por un lado, esto le está abriendo las puertas a pequeños y medianos emprendedores e incluso a familias, a competir en industrias previamente muy difíciles de penetrar, como la hotelera o la del transporte, todo desde la comodidad de su hogar y de su teléfono.

Estas economías colaborativas, ¿cómo te podrían ayudar a tí y a tu negocio? ¿han existido dificultades en tu ciudad para implementarlas? Coméntanos al respecto, queremos leerte.

Extracto del libro: Ciudades Inteligentes: Manual de Mejores Prácticas. Con el apoyo de e la Friedrich Naumann Stiftung für die Freiheit.

Descarga la publicacion entera aquí.

Si deseas iniciar, incubar o impulsar un proyecto de turismo inteligente, el programa de mentorship es para tí:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s